Periodistas de CityTV, ahora fueron amenazados por policías que los golpearon

Foto: Archivo.

Cuando los comunicadores estaban en Medicina Legal, fueron hostigados con varias frases intimidantes por los tres patrulleros y dos auxiliares que los agredieron físicamente en la madrugada del jueves.
Por: Redacción Bogotá.

Los golpes no fueron suficientes. Los mismos policías que en la madrugada del jueves propinaron una brutal golpiza a tres periodistas del equipo Noctámbulo del canal CityTV, los agredieron ahora verbalmente. Según relataron los comunicadores, cuando estaban tramitando el proceso judicial en contra de los uniformados, se los encontraron y recibieron de ellos varias frases intimidantes, que ya llevaron a la Policía a tomar las primeras medidas sobre el hecho.

TOMADO DE: elespectador.com

Víctor Ballestas, el periodista que recibió la mayoría de las agresiones, inició el proceso judicial contra los tres patrulleros y dos auxiliares de la Policía. El comunicador recibió una llamada de la Fiscalía, en la que se le indicó que acerándose a una Unidad de Reacción Inmediata (URI) podría agilizar la acción judicial. Así lo hizo, y luego de formalizar la acusación contra los policías, se dirigió a Medicina Legal, donde debía continuar con el proceso.

Ballestas fue a Medicina Legal con el camarógrafo David Romero. En la sede de la entidad, según denunció Romero, los policías se acercaron a ellos y empezaron a hablarles. Los uniformados lanzaron varias frases amenazantes a los dos comunicadores, recordándoles incluso la golpiza de la que ya habían sido víctimas. Una vez recibieron esas intimidaciones, los periodistas buscaron comunicarse con un alto mando de la Policía para poner el conocimiento los hechos. Eso ocasionó los primeros anuncios de la entidad sobre los hechos.

Los tres periodistas agredidos contarán ahora con acompañamiento de escoltas, para evitar ser hostigados nuevamente por los uniformados, a quienes la Policía les abrió un proceso interno de investigación disciplinaria, para establecer cómo se dieron los hechos. La entidad se comprometió a entregar antes de que finalice el mes los resultados de la investigación.

Ballestas resultó con varias lesiones en la cabeza, brazos y frente, luego de ser agredido por los cinco policías. El periodista y los dos operadores de cámara que también fueron golpeados, intentaban grabar lo que habría sido un intento de hurto durante la ciclovía nocturna del jueves. Cuando quisieron grabar al sujeto que estaría cometiendo el robo, los policías que atendían el caso le dijeron que no podía grabar. Como los policías estaban pidiendo algo legalmente imposible, pues estaban grabando un procedimiento policivo en plena vía pública, los camarógrafos desobedecieron la orden de los policías, que intentaban tapar el lente de la cámara de CityTV.

El pulso por poder o no grabar se transformó en una riña, que continuó a los golpes. Ballestas fue llevado adentro de la estación Museo Nacional. Fue esposado y, según dice, golpeado con bolillos y otros elementos contundentes. Cuando uno de los camarógrafos intentó intervenir en la golpiza, otros policías se sumaron y llegaron a golpear a los comunicadores incluso hasta con la cacha de sus pistolas.

La agresión fue rechazada por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), la Defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Bogotá, e incluso la misma Policía. La Procuraduría anunció que abrió una investigación disciplinaria contra los agentes que se vieron involucrados en la golpiza a los dos periodistas.

Compartir: