Industria cosmética: la vanidad le gana al dólar

EL UNIVERSAL

Se llevará a cabo la edición número 15 de la Feria Belleza y Salud.
Los sectores de productos para la belleza y el cuidado personal han recibido el impacto de la devaluación y las dificultades comerciales con los países vecinos.

TOMADA DE:elespectador.com

Un consumo interno que crece casi al 60 % es la bala de oxígeno.
El impacto que la tasa de cambio ha tenido en la industria no ha estado al margen de los subsectores de cosméticos y productos de aseo. Si bien entre 2010 y 2015 ambos cayeron 2,5 y 1,9 %, respectivamente, de acuerdo con datos que tiene la Andi, el desplome desde 2014 fue mayor, pues el mercado en total pasó de mover US$4.100 millones a US$2.800 millones.

Las exportaciones, que podrían sacar provecho del dólar, tampoco le han sonreído al sector, cuyos mercados más importantes se concentran en los países de la Comunidad Andina y Venezuela. Las crisis sociales y políticas internas, así como las diplomáticas y comerciales, han hecho que las ventas externas de cosméticos y productos de aseo se vayan al piso, con un 25 % menos registrado entre 2014 y 2015.

Sin embargo, los efectos de la devaluación pueden abordarse con otras perspectivas. Según Juan Carlos Castro, director ejecutivo de la Cámara de Cosméticos y de Aseo de la Andi, “el dólar tiene muchos y amplios efectos. Para las empresas que reportan en dólares, porque tienen una casa matriz por fuera, con las ventas en pesos, el margen de utilidad se reduce bastante”.

La coyuntura ha aplacado de alguna forma la tendencia de crecientes importaciones que se venía registrando desde hace varios años, con 7,6 % más entre 2010 y 2015, cuando, según la Andi, marcas internacionales como Natura o L’oreal empezaron a morder más duro el mercado colombiano. Mientras en 2014 se importaron cerca de US$420 millones en cosméticos, en 2015 fueron cerca de US$388 millones.

De acuerdo con Castro, si bien la mayoría de materias primas del sector son importadas, hoy las empresas nacionalmente tienen una gran oportunidad. El consumo se está volcando a lo local y va en crecimiento. Mientras en 2014 un colombiano gastaba en promedio US$49 en este tipo de productos, en 2015 se calcula que la cifra fue US$79, muy por debajo de los US$127 que se estiman como media latinoamericana.

En el mapa también está la apuesta por la distribución de los productos a través de canales como la venta directa, por medio de la cual hoy se vende más del 30 % de los productos de belleza o cuidado personal. Por otra parte, dice la Asociación Colombiana de Venta Directa (Acovedi), cerca del 50 % de lo que se comercializa por esa modalidad son productos de tocador y belleza, muy por encima del 34 % que se calcula a nivel global.

Por ahora la industria no tiene mucha certeza sobre si las exportaciones repuntarán este año, pues más del 80 % de las ventas externas van a Ecuador (27 %), país que mantiene la salvaguardia para uno de los principales productos, los perfumes; Perú (25 %), que por la tasa de cambio está menos motivado a importar, y Venezuela (cerca de 17 %), que atraviesa por la peor crisis económica de su historia.

De manera que el salvavidas es el consumo, que ha llevado a proyectar que la producción de la industria cosmética crecerá cerca del 4 % al cierre de este año. El papel del consumidor masculino también genera expectativa. “Hay una tendencia clara en productos para hombre, hay más vanidad. Euromonitor hablaba de que en Colombia un porcentaje cada vez más alto de mujeres compartiendo lugar de trabajo con hombres los ha hecho adoptar buenas prácticas, como usar perfume, crema en la piel”, comenta Castro.

La feria del sector

En Colombia, unas 30.000 personas se emplean en la producción de productos cosméticos y de aseo, casi la misma cantidad de profesionales del cuidado personal y la belleza que se espera que asistan a la feria del sector, Belleza y Salud, que comenzará el 17 de agosto en Bogotá. La cifra, sin embargo, dista mucho del casi millón de personas que se calcula que en el país se emplean sólo en actividades relacionadas con la belleza.

Según Úrsula Sánchez, mánager de proyecto del recinto ferial Corferias, Belleza y Salud atraerá en total a casi 60.000 asistentes y 350 expositores, de los cuales más de 60 son extranjeros. Habrá dos días de ruedas de negocios con 400 visitantes internacionales, con el apoyo de Procolombia, para llevar a cabo cerca de 750 citas para hacer negocios y superar los US$11 millones en expectativas que dejó la edición pasada.

Compartir: