Estudiante herido durante intento de robo pidió vigilancia policial en la U. Nacional

FOTO ARCHIVO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

El ataque a un estudiante, que resultó herido con arma blanca en medio de un intento de robo, fue el más reciente hecho violento que vivieron los estudiantes de la sede Medellín de la Universidad Nacional. Las directivas de ese centro educativo le pidieron este martes al alcalde Federico Gutiérrez que intervenga para mejorar la vigilancia en el sector, pues los robos y ataques se volvieron pan de cada día.

TOMADA DE:elcolombiano.com

La víctima del ataque ocurrido en la noche del lunes fue Cristian Camilo Castro Alzate, un estudiante de quinto semestre de Construcción que además integra el equipo de taekwondo de la universidad.

El joven de 23 años recuerda que pasadas las 8:00 p.m. salió del campus El Volador, donde había terminado de entrenar, en compañía de un amigo. Luego de unos metros, fueron interceptados por un hombre que, navaja en mano, les pidió los celulares.

“Me cogió por el cuello con el arma y yo lo que hice fue soltarme porque me estaba pidiendo el celular y temía que me cortara. Le amagué varias veces con dárselo y cuando le iba a pegar una patada en la mano para que soltara eso (el arma), me resbalé y caí de espaldas. Él se fue encima a pegarme y me tocó defenderme con los pies”, narró Castro.

En medio del forcejeo y como consecuencia de las patadas, el estudiante perdió sus zapatos. El amigo, asustado, comenzó a gritar y varias motos pararon, aunque los conductores no intervinieron.

“Creo que el se asustó de ver tanta gente y salió huyendo, pero antes de salir me pegó una puñalada en el pie”, recuerda Castro.

El joven fue llevado de urgencia al Hospital Pablo Tobón Uribe donde lo atendieron, pues había perdido mucha sangre como consecuencia de la herida. Por fortuna, el arma no comprometió los nervios o el sistema vascular, por lo que el joven fue dado de alta en la tarde del martes.

John Willian Branch Bedoya, vicerrector de la sede Medellín de la Universidad Nacional, aseguró que este atraco es el reflejo de la inseguridad que viven, pues hasta el año pasado tenían policías haciendo ronda permanente alrededor de los tres campus (El Volador, Minas y El Río), pero este año la presencia oficial se redujo.

“Tenemos una población de casi 8.000 personas entre estudiantes y profesores que se mueven a diario por aquí y estamos en completa vulnerabilidad. En los últimos seis meses hemos tenido 50 casos de atraco y casi que un incidente diario relacionado con la seguridad”, dijo el funcionario.

Branch pidió que se establezca un cuadrante en la zona y hasta ofreció espacios para que se establezca un CAI cercano a la institución.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, prometió en la mañana de este martes que mediaría para mejorar el acompañamiento a los estudiantes. “Ya mismo me encargo de hablar con Policía y Secretaría de Seguridad. Lamento lo sucedido”, dijo el mandatario.

Branch informó que espera que en el transcurso de esta semana la Secretaría de Gobierno se ponga en contacto con ellos para discutir posibles soluciones a la problemática.

Compartir: