Encuentran una tonelada de cocaína escondida en la Bahía de Santa Marta

/ Foto: Cortesía Policía.

Los 93 kilos de la sustancia ilegal estaban ocultos entre varios pilotes del muelle de esa ciudad. El cargamento pertenecería a la banda los Pachenca, que opera en esa ciudad de la costa Caribe.
Por: Redacción Judicial.

Anclado a varios pilotes del muelle que bordea la Bahía de Santa Marta, la Policía y buzos de la Armada encontraron un cilindro naranja que, según información de inteligencia, contenía cocaína lista para ser embarcada el exterior. Al abrir el cilindro efectivamente había 93 paquetes, cada uno de un kilo de cocaína.

TOMADO DE: elespectador.com

De acuerdo con la Policía, los dueños de la coca sería la banda criminal los Pachenca, una organización que delinque en la ciudad desde hace varios años y que, entre cosas, fue responsable del paro armado que paralizó a la capital del Atlántico durante dos días en 2012. Según la Policía, los Pachenca enviarían la droga hacia Europa anclando los cilindros a barcos de caga que se dirigen hacia ese continente.

“Esta droga venía camuflada en un torpedo, la cual como un parásito la anexan a las embarcaciones que están en el puerto, al conocer la información se reporta y esto permite la incautación”, aseguró la coronel Sandra Vallejos, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta. La Policía calculó el valor de la cocaína en US$5.5 millones.

El comandante de la Estación de Guardacostas de Santa Marta, el capitán Javier Augusto Bermúdez, señaló que en lo que va corrido del año, ya se han hecho tres incautaciones en distintos puertos de la ciudad, de droga que presuntamente pertenecería a distintos grupos criminales de la zona. “Santa Marta se ha convertido en un punto muy atractivo para los criminales del mundo del narcotráfico”, dijo.

Por eso, explicó el comandante Bermúdez, es probable que los buzos que dejaron el cilindro en el Muelle 1 y 2 de la Bahía hayan sido contratados por los Pachenca, sin que necesariamente hagan parte de la estructura criminal en sí. “Santa marta se ha convertido en un polo de ofertas de servicio del delito. Entonces un grupo criminal va a donde los oferentes de estos servicios y los adquiere según sus necesidades”, explicó.

Contratar un buzo, por ejemplo, puede costarle a un grupo armado $20 millones, calculó la Policía. Una embarcación para sacar la droga del país, $5 millones y mandar a construir un torpedo como el que encontraron este viernes en el muelle de Santa Marta, unos $10 millones.

Compartir: