El despertar de las bibliotecas

Por: Elespectador.com

Conquistar a los jóvenes nativos de internet con libros de papel parece una tarea imposible. Sin embargo, profesores de zonas rurales lo han logrado.
La biblioteca de la Institución Llanos de Cuivá, en Antioquia, era solo un adorno. Pocos libros sin mucha organización en los estantes no invitaba a los estudiantes a disfrutar de la lectura cualquier tarde de ocio.

TOMADA DE:elespectador.com

Aficionados a internet, como sucede con las nuevas generaciones, los libros no los seducían. Era 2009. Hoy, la bibliotecaria debe ‘perseguir’ a los niños a final de cada año escolar, para que no se lleven a casa los textos y los regresen a la biblioteca para el uso de todos. ¿Qué cambió? La mirada que tenían sobre la manera de abordar la lectura.

La profesora Nidia Castañeda, docente de este instituto donde también cursó sus estudios secundarios, recuerda la llegada del programa de Bancolombia, Las Letras Van Por Colombia, como la luz que les hizo descubrir a maestros y estudiantes el placer de la lectura: “Uno como docente se esquematiza, tenemos un método y nos quedamos con él, pero cuando llega el modelo de lector óptimo del programa, nos enseñan a abordar textos de una manera creativa; eso hace que los estudiantes se motiven, se alejen el temor y se despierten otros intereses. Ellos asumen los textos más libremente, pues no los sienten impuestos, sino que los abordan por gusto y placer”
Este programa nace ante la necesidad de un país rural, en el que las instituciones alejadas de cascos urbanos no tienen fácil acceso a textos o blibiotecas y, por ende, tanto padres de familia, maestros y estudiantes presentan falencias en el momento de leer y comprender textos. Desde su creación, hace 15 años, ha llegado de manera directa a más de 9 mil comunidades educativas en todo el país.
“Este sector tiene varias industrias de alimentos y maderas, entonces la población es flotante pues viene con los trabajadores. Por eso, muchos proyectos no continúan a largo plazo. Son familias de estrato 1 y 2, cuyos hijos pueden estudar carreras técnicas o en universidades públicas.
En el municipio de Yarumal, a media hora de Llanos de Cuivá, hay una sede de la Universidad de Antioquia, también hay estudios tecnólogicos con el Sena; estamos a media hora de Santa Rosa donde se ofrecen también carreras técnicas”. Por eso, las familias ven en la buena educación en el maunicipio, la puerta de entrada de sus hijos a niveles de profesionalización.

Nidia relata que el programa llegó a enseñarles a todos los profesores cómo abordar un texto: desglozarlo, buscar su temática, pensar en las motivaciones del escritor, en propuestas para trabajarlo. Después de este acompañamiento, los encargados de dictar áreas de ciencias humanas, aplicaron el modelo a sus estudiantes. Todo basado en el gusto y el placer.

Entonces, empezaron a crearse semilleros de lectura, grupos de teatro que aplicaban el modelo para desmembrar y memorizar el guion. “Con el programa se ha hecho un trabajo inmenso con los niños. Todo entra por los ojos, y ellos, al ver unos libros llenos de imágenes, se sientieron motivados. A parte de ver la imagen de los libros, la presentación, cada docente empezó a ponerle creatividad a las actividades. La idea es estar en continua formación, no decir “esto ya lo sé, ya lo manejo”. Esta es una gran oportunidad que nos brindó la Fundación Bancolombia y la Fundación Merani ( operadores del programa) ofreciéndonos este modelo, la formación, el material, las herramientas, esto es motivante cuando queremos evolucionar y que la formación no se estanque”.

Compartir: