Conozca cuáles son las zonas de wifi libre más usadas en Medellín

La propuesta del Gobierno para llevar la tecnología a todos los rincones de Colombia es muy concreta: 1.000 zonas de wifi gratis que se financiarán en conjunto desde las administraciones locales y la Casa de Nariño. El gobierno central se encargará de gestionar el presupuesto para 64 puntos de conexión: 32 en las ciudades capitales y la otra mitad en la segunda ciudad más poblada de cada departamento.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Para lograr el cometido, el Ministerio de Tecnologías tiene 13.000 millones de pesos, o203’125.000 por cada zona de wifi libre. En Antioquia, las beneficiadas de esa primera etapa del programa son Medellín y Bello, mientras que los 123 municipios restantes tendrán que autofinanciar los puntos de conexión.

En Medellín, sin embargo, ya existen 108 zonas de wifi libre distribuidas a lo largo y ancho del valle: un legado del programa Medellín, ciudad inteligente de la Secretaría de Desarrollo Económico. Además, los ciudadanos pueden acceder a 92 puntos de navegación, donde hay wifi y computadores conectados a internet. Son más de 300 equipos distribuidos en todas las comunas.

Otros 500 espacios de la ciudad como bibliotecas, telecentros, puntos Vive Digital, Unidades de Vida Articuladas (UVA) e instituciones educativas tienen acceso libre a internet. Y en las 29 sedes de Metrosalud hay conexión gratuita para los usuarios y computadores habilitados para el público.

“Vale la pena hacer una salvedad: no se habla de internet gratis, porque este servicio se ejecuta con recursos públicos. Es, entonces, un servicio libre”, aclara la Secretaría de Desarrollo.

En lo que va de este año, 4’333.892 personas se conectaron a internet desde las zonas de wifi libre. Eso da un promedio de 48.000 conexiones diarias desde los 108 puntos que hay en Medellín y sus corregimientos.

Los cinco puntos donde hubo más conexiones entre enero y febrero fueron los del Parque San Antonio (103.854 conexiones), Plaza Cisneros (63.540), Parque Berrío (52.421), Parque de los Deseos (44.481) y Parque Cristo Rey (40.599).

En cambio, las cinco zonas de wifi libre donde se conectaron menos usuarios fueron la Institución Universitaria Pascual Bravo sede Belén (436 conexiones), el Coliseo Carlos Mauro Hoyos (513), la vereda La Suiza en el corregimiento de Palmitas (617), el telecentro San Joaquín (816) y el parque de San Sebastián de Palmitas (1.467).

Mantener cada uno de esos sitios cuesta alrededor de 1’550.000 pesos mensuales, incluyendo gastos de funcionamiento, soporte, actualizaciones y seguridad. En total, se invierten cada mes 167’400.000 pesos que salen de la cartera de la Secretaría de Desarrollo Económico.

El reto ahora es que esos puntos de conectividad sean autosostenibles, “ya que desde la Secretaría se da el impulso inicial, pero se requiere que el mismo proyecto produzca los recursos suficientes para poder mantener funcionando los sitios actuales y los que se implementarán en los próximos años”.

Pero Medellín no es la única ciudad capital que le ha apostado a las TICs. Recientemente, Barraquilla y Pereira anunciaron que instalarán más de 100 zonas de wifi gratuito -además de las que va a financiar el Gobierno- en donde los usuarios se podrán conectar a internetlas 24 horas del día, los 7 días de la semana.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁS¿QUÉ TAN CONECTADOS ESTAMOS EN COLOMBIA?

Según los datos del Banco Mundial, Colombia es el quinto país de Sudamérica con más usuarios conectados a internet (52% del total de la población). El país más conectado es Chile, donde el 72,4% de los ciudadanos tienen acceso a ese servicio, y el menos conectado es Bolivia, con una red de internet que cobija al 39% de sus nacionales.

La experiencia demuestra que el acceso a internet disminuye la pobreza. Desde 2010,Chile multiplicó sus esfuerzos por conectar a todos los hogares del país, y los resultados no se hicieron esperar: por cada 10 puntos porcentuales que aumentó la penetración de internet banda ancha, se disminuyó en 2% la tasa de desempleo.

En Colombia, la inversión de las administraciones también ha dado sus frutos, pues el número de hogares conectados a internet se duplicó en solo cinco años. De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el 2010 solo había conexión a internet en el 19,3% de las viviendas del país. En el 2015, el DANE encontró ese servicio en el 41,8% de los hogares encuestados.

Aunque el avance es significativo, Colombia está lejos de países como Noruega o Islandia, donde más del 95% de los ciudadanos tienen acceso a internet. Además, la diferencia de la capacidad de conexión entre las zonas rural y urbana es notoria.

Mientras que en las cabeceras municipales el 50,5% de los hogares tienen al menos un dispositivo conectado a a la red, en las zonas rurales la cifra es de apenas 9,4%, y casi la mitad de esas personas aseguran que no tienen conexión porque es muy costoso.

Ampliar la cobertura y asegurar el acceso equitativo a la red es, pues, una necesidad. Valdría la pena mirar con lupa si el presupuesto para las nuevas conexiones es más urgente en las ciudades capitales o en las zonas rurales apartadas donde no llega siquiera la fibra óptica.

Compartir: