"Me dijeron que no fuera a Siloé, fui y me robaron": Zach Morris

El gringo más colombiano no hizo caso a las recomendaciones y lo atracaron en Cali. El reconocido youtuber contó cómo sucedieron los hechos.

Noticiascaracol.com.

“Mucha gente me había dicho que Siloé era un barrio peligroso y que no fuera por allá. Pero, la verdad, yo escucho eso y lo veo como un reto y lo convertí en un reto”, contó Zach Morris, el gringo más colombiano.

TOMADO DE: noticiascaracol.com

Es así como este youtuber, que se volvió famoso por sus videos sobre Colombia, desafió a la inseguridad sobre la cual le habían advertido y partió rumbo a Siloé, donde llegó a bordo del MIO Cable.

Empezó a recorrer la zona, visitó las escaleras de colores y admiró la hermosa vista de la ciudad que se puede apreciar desde esa zona. Hasta ese momento, todo iba muy bien. Pero, cuando se devolvió para tomarse la foto en el letrero donde dice ‘Yo amo a Siloé’, empezaron los problemas.

“En ese momento la cámara empezó a fallar, me sale un mensaje de archivo corrupto y paré a ver qué había pasado. Hasta allí llegó el reto y di papaya. Se me acercaron dos muchachos de no más de 20 años y tenían arma. Estaban lejos, pero se me estaban acercando rápidamente”, le dijo Zach a Noticiascaracol.com.

Zach aseguró que no era el momento adecuado para intentar huir y, por lo tanto, se quedó parado en el sitio hasta que fue abordado por los delincuentes. “Llegaron y me gritaron: ‘Dame todo lo que tienes, callado’. Me requisaron y no encontraron nada más porque yo había dejado mi billetera y celular en la estación (del MIO Cable)”.

Pese a que le habían robado su cámara, al gringo más colombiano solo le interesaba recuperar la memoria que estaba en el dispositivo para no perder el material que había grabado y, por eso, reaccionó.

“Después les gritaba que, por favor, me devolvieran la memoria. Pensé que no me la iban a devolver porque se habían desaparecido, pero después me gritaron y me dijeron: ‘Toma la memoria’. Y me la tiraron”, afirmó.

El lamentable hecho no afectó el amor que siente por Colombia, país al que llegó hace tres años, y por Cali, ciudad donde estuvo conociendo y disfrutando durante más de quince días. Por el contrario, lo motivó a hacer una pequeña, pero profunda reflexión.

“No hay que dejar que una mala experiencia te amargue. Estas cosas pasan en mi país y en todo el mundo. La próxima pondré cuidado cuando me dicen: ‘Cuidado por ahí’”, dijo.

Luego, Zach compró una nueva cámara para seguir contando su experiencia y seguir destacando las bondades la Sucursal del Cielo. También compartió con el famoso instagramer caleño El Mindo y demostró su talento para bailar salsa, como lo registró en este video, donde también reportó el robo.

Zach Morris fue víctima de los delincuentes el pasado 1 de septiembre en pleno mediodía y el pasado fin de semana abandonó la ciudad para continuar su travesía por Colombia. Ahora se encuentra en Salento, Quindío.

Compartir: