Matrimonios de la farándula criolla que no duraron nada

Todo tiene su final, nada dura para siempre’, dice Héctor Lavoe en una de sus más famosas canciones. Son embargo, hay amores que pueden durar años sin verse tan afectados por la monotonía y la costumbre. Pero por el otro lado, hay romances fugaces, tan intensos como frágiles. En honor a ello, estos son los romances de la televisión colombiana que no han durado ni un minuto.

TOMADA DE:kienyke.com

Adriana Arboleda y Alejandro Martínez: La modelo y presentadora se casó cuando apenas tenía 20 años con el actor y cantante Alejandro Martínez. Sin embargo su matrimonio solo duró tres años y nunca explicaron los motivos de la separación.

Patricia Ércole y Miguel Varoni: La pareja de actores fueron al altar en 1991, pero para 1993 ya habían firmado el divorcio. ¿Los motivos? Varoni empezó el rodaje de la novela ‘La Potra Zaina’ junto a Aura Cristina Geithner, poco tiempo después empezaron un romance en secreto que terminó por salir a la luz pública debido gracias a un video en el que captaron a la pareja en Cancún (México).

Ana Lucía Domìnguez y Jeringa: El amor entre la pareja compuesta por la voluptuosa actriz y el humorista solo duró del 2001 al 2003. Según la revista Cromos, ella tenía solo 15 años cuando conoció a Jeringa de 27. Luego de dos años de relaciòn decidieron ir al altar, pero el amor les duró poco. Los rumores sobre su divorcio giraron alrededor de una supuesta violencia doméstica que Ana Lucía nunca confirmó.

Ana María Orozco y Julián Arango: Se casaron en 1999 y se divorciaron a principios del 2000. Ninguno de los dos quiso hablar sobre la ruptura matrimonial y desde entonces se han mantenido completamente herméticos frente al tema. Amigos cercanos a Julián comentaron que fue quien más intentó salvar la relación pero no tuvo éxito. A pocas semanas de la separación la actriz ya tenía novio nuevo.

Kathy Sáenz y Victor Mallarino: En noviembre de 1996 dieron el sí que en menos de un año se desmoronó. Ambos alegaron que su separación se debió a una incompatibilidad de parte de ambos.

Compartir: