Bloquean entrada a oficinas de Coovema para exigir vacuna para una bebé prematura

La madre de la menor y varios familiares impiden la entrada o salida de personas de esa oficina.
La madre de una bebé, acompañada de varios familiares, realizan una protesta en las oficinas de la EPS Coomeva, ubicadas en la carrera 55 con calle 72, para exigir que la bebé sea vacunada con un medicamento que requiere para preservar su estado de salud, dado que nació prematura.

TOMADA DE:elheraldo.co

Amalia Rondón Bohórquez, madre de la bebé de 42 días de nacida, dijo que desde hace varios días viene luchando para que le apliquen el medicamento recomendado por el neonatólogo que la atiende desde su nacimiento, pero que a la fecha no ha sido posible. Cuenta que el especialista le dijo que tenían plazo hasta hoy para que la menor recibiera la vacuna, por lo que se acercó hasta la oficina de Coomeva a exponer su caso.

Asegura que en la EPS le dijeron que no le podían aplicar la vacuna a la menor, razón por la cual decidió protestar bloqueando la puerta de entrada y salida de dicha oficina.

Dos miembros cuerpo de vigilancia la intentaron convencer de alejarse del lugar, pero la respuesta fue la llegada de más familiares para apoyar la protesta.

Amalia Rondón explica que el medicamento especial debieron suministrárselo el pasado 3 de septiembre, pero a la fecha no lo han hecho.

“A la bebé le mandaron unos medicamentos especiales porque ella es prematura. El tac me lo negaron, pero los autorizaron finalmente porque me quejé a nivel nacional. El medicamento especial se le debió aplicar el pasado 3 de septiembre, pero hoy es 12 y no lo han hecho todavía. El medicamento tiene una duración en el cuerpo de 30 días, ya eso se venció y el neonatólogo dice que hasta hoy hay plazo para aplicárselo. La semana pasada vine acá y me dijeron que ya me solucionaban, que el prestador ya me iba a dar el medicamento, fui hasta allá pero me dijeron que ellos no le prestaban ese servicio a Coomeva. El sábado regresé y no me lo entregaron tampoco”, relató Rondón.

Según Rondón, le volvieron a entregar una autorización para vacunar a la menor, sin embargo, asegura que no se va a ir hasta que no se la apliquen. “Esta orden es como un cheque sin fondo, porque nadie quiere acatarla”, afirmó.

Compartir: