Licor adulterado en Bogotá: 2.424 litros incautados y 108 establecimientos cerrados en 2016

Con el inicio del mes del Amor y la Amistad proliferan las bebidas irregulares, cuyo consumo puede terminar en daños neurológicos, estados de coma y hasta la muerte.

Según cifras de la Secretaría de Salud de Bogotá, en lo corrido del año han sido decomisados 2.424 litros de licor irregular y se han clausurado 108 establecimientos –entre bares, tabernas y discotecas– por comercializar bebidas alcohólicas alteradas, falsificadas o con fallas en su rotulado.

TOMADA DE:elespectador.com

Y es que se calcula que una de cada cuatro botellas de licor que se consume en Bogotá es ilegal, cifra que fácilmente puede aumentar con motivo de celebraciones como Amor y Amistad. Por ello, la Administración Distrital anunció este viernes que intensificará los operativos y la vigilancia para dar con el licor irregular, responsable no solo de pérdidas multimillonarias para el Estado, sino de daños neurológicos, hepáticos, estados de coma e incluso, la muerte.

De acuerdo con la Secretaría, en el primer semestre de 2016 fueron visitados más de 5.100 expendios de bebidas alcohólicas en diferentes zonas de la ciudad para verificar la legalidad del licor y vigilar el cumplimiento de las normas sanitarias. Por cuenta de los operativos, sumado a la atención de casos puntuales y actividades informativas dirigidas a la comunidad, no se han reportado casos de personas intoxicadas por metanol asociado a la ingesta de bebidas alcohólicas.

Entre otras, durante los operativos se verifica el estado del rotulado de las botellas, las condiciones de almacenamiento, las características externas del embase (tapa, banda de seguridad y etiqueta) y se vigila que no haya partículas en suspensión, sedimentos o metanol.

Según la Policía, la mayoría del licor adulterado se distribuye en el centro, en licoreras y abarrotes mayoristas, donde se camufla con el licor legal, y adonde llegan dueños de locales, generalmente del sur de la ciudad y de las zonas donde se agrupan las discotecas y bares. Así, el licor adulterado se riega por Bogotá.

Producir una botella de licor adulterado es un negocio redondo. Fabricar el líquido y comprar la botella y las estampillas requieren una inversión máxima de $10.000. Una vez envasado, el falsificador las vende entre $30.000 y $90.000, según la marca. Del otro lado, las pérdidas para el Estado son monumentales.

Se estima que por cada botella de whisky adulterado, por ejemplo, el erario deja de recibir cerca de $30.000, de los cuales $6.000 irían a la DIAN y el resto a los departamentos. Es dinero que se deja de destinar a la salud, la educación y el deporte. Pero, sin duda, el peor daño es para los consumidores.

Recomendaciones a la hora de consumir bebidas alcohólicas

Adquiera el licor en sitios confiables
No compre licor en ventas ambulantes
Revise bien la botella o empaque tetrapack verificando que los sellos, estampillas y tapa estén en buen estado
Revise la etiqueta pasando el dedo por ella y si ésta destiñe, se borra o despega fácilmente, rechace el licor y denuncie el hecho
Ponga la botella a contraluz: si su color no es uniforme o si trae partículas en suspensión o sedimentos, rechácelo
Desconfié si el licor que va a comprar tiene precio inferior al del mercado
Si al consumir un licor presenta sintomatología como visión doble, dolor de cabeza y mareo NO se automedique. Acuda al médico, guarde (en lo posible) el resto del licor que consumió e informe a la línea 123
¿Qué hacer ante una intoxicación por licor adulterado?

Si después de consumir licor usted presenta vómito, diarrea, visión doble, calambres, dolor abdominal y de cabeza consuma abundante agua y acuda inmediatamente a un centro médico. Informe a la Secretaría de Salud (Centro Regulador de Urgencias – Línea 123), indicando sitio de compra, clase de licor ingerido, personas que consumieron y en lo posible, guarde el resto del licor en el envase adquirido.

Compartir: