Actos sexuales de habitantes de calle, otra preocupación para vecinos de Veraguas

Sumado a la inseguridad y el consumo de droga, los residentes del sector, en la localidad de Los Mártires, han tenido que tolerar todo tipo de actos obscenos frente a sus casas y en parques.

TOMADA DE:elespectador.com


La comunidad se queja también por los desechos y las basuras que dispersan los habitantes de calle en las aceras en busca de alimentos y elementos para reciclar
Como si no fueran suficientes los disturbios, los atracos, el consumo de drogas, el desaseo y las amenazas, los residentes del barrio Veraguas y sectores aledaños, en el centro de Bogotá, ahora deben tolerar los actos sexuales protagonizados por habitantes de la calle en plena vía pública y a la vista de toda la comunidad.

Según los residentes, sin importar la presencia de jóvenes y menores de edad, esta población protagoniza escenas sexuales y actos obscenos en parques y calles, problemática que se suma a la ola de inseguridad que persiste en el barrio y que incluso, los tiene ya atemorizados de salir de sus viviendas.

La situación, advierten, es de zozobra e incertidumbre: “Aquí atracan a la gente, aquí le hacen emboscadas para atracarlos (…) el sector también lo están usando como espacio para tener sus relaciones sexuales”, reclama Mauricio Avellaneda, habitante de Veraguas, en declaraciones a Noticias Caracol.

A lo anterior, se suma la problemática por los desechos y las basuras que dispersan los habitantes de calle en las aceras en busca de alimentos y elementos para reciclar. “Ya no podemos convivir con lo que es la suciedad y la drogadicción”, dice por su parte Ruth Ballén, residente de la zona.
Y es que la problemática de los habitantes de calle que habitaban el Bronx parece salida de control. Luego de la intervención del 28 de mayo, que acabó con esas cuadras del crimen en el centro de Bogotá, esta población no sólo se ha concentrado en sectores cercanos, sino que, a punta de disturbios, robos y amenazas, sobre todo a los comerciantes de la zona, ha generado un clima de zozobra.

Solo este miércoles, por ejemplo, las estaciones Bicentenario y Hospital de Transmilenio, ubicadas sobre la Carrera Décima y la Avenida Caracas, respectivamente, fueron atacadas por habitantes de calle armados con piedras y palos, que también la emprendieron contra algunos vehículos que transitaban por allí en la madrugada. El costo de los daños materiales, según el Distrito, fue de $9 millones. Desmanes similares ya habían ocurrido en zonas como La Estanzuela
En materia comercial, los propietarios de locales y establecimientos señalan que las personas que viven en la calle duermen frente a sus establecimientos, hacen sus necesidades fisiológicas allí y embadurnan muros, vidrios y puertas con excrementos. También se volvió lugar de trastos y basura.

Y es que el drama humanitario y social derivado de la intervención ya comienza a tocar los bolsillos de los vendedores. Según un estudio de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), este fenómeno social tiene en crisis a las ventas, que en apenas 90 días se han desplomado en un 40%.
De acuerdo con el informe, al menos siete de cada 10 comerciantes instalados en la zona se sienten aún más inseguros tras los operativos en la principal olla de la ciudad, que derivaron en la dispersión de decenas de habitantes de calle por diferentes zonas de la capital.

Declarándose desesperados por la inseguridad y exigiendo la presencia del alcalde Enrique Peñalosa, tanto comerciantes como residentes han adelantado manifestaciones, protestas y bloqueos. “Invitamos al alcalde a que venga a Veraguas y conviva dos o tres días; que esté con nosotros y traiga a sus hijos y su familia, a ver si para él como padre es tolerable tener que salir a escoltar a sus hijos cuando llegan de la universidad o del trabajo”, declara Magda Liliana Vargas.

La Alcaldía ha señalado que busca mecanismos judiciales para atender la situación de los habitantes de calle de la zona, debido a que legalmente ellos deben acceder voluntariamente a los albergues y centros de atención habilitados por la Secretaría Distrital de Integración Social.
Muy a pesar de las complicaciones de seguridad que se han generado en puntos específicos de la ciudad por la presencia de habitantes de la calle, como en la Carrera 30 con Calle 6, que incluso ha desatado protestas por parte de la comunidad y los propietarios de negocios, la semana pasada el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró que la capital del país es mucho más segura después del operativo y resaltó la reducción de homicidios
“Hay un descenso del homicidio del 7%, es decir, 66 vidas menos se han perdido, es una cifra muy importante”, dijo al finalizar un consejo de seguridad junto al alcalde de Bogotá. El ministro destacó además la disminución en los indicadores de hurto a residencias, personas y comercio y puso en la mesa la preocupación desde el Gobierno Nacional por el robo de automotores.

Compartir: