“Los virus no son malos y las epidemias no obedecen a ellos”

Así lo indicó Carlos Arturo Guerrero Fonseca, médico de la Universidad del Valle, al respecto del tema del aprovechamiento de los virus.

TOMADA DE:elmundo.com


Aprovechar los virus para tratar enfermedades como lo ha hecho Carlos Arturo Guerrero Fonseca, médico e investigador de la Universidad Nacional de Colombia, quien encontró pistas con las que se pueden emprender estrategias para que virus intestinales alcancen a llegar a los carcinomas o células tumorales y producir efectos similares a los ocurridos al contrarrestar la enfermedad gastrointestinal, como lo indicó un artículo de la institución.

Para Guerrero Fonseca los virus no son malos por sí solos. Él habló con este diario sobre el alcance de aprovechamiento que pueden tener, la importancia y el campo inexplorado que representan en Colombia.

¿Hubo un momento determinante en el que se comenzó a hacer aprovechamiento de virus?

Hay historias, desde el siglo pasado, de pacientes que después de tener una infección viral se curaban de cáncer. Eso quedó en anécdota hasta más o menos el año de 1980, cuando se dominó en el mundo tanto la biología molecular, para manipular virus, como el conocimiento de cáncer y se volvieron a reactivar en la célula tumoral para que se repliquen, induzcan una respuesta inmunológica y a la vez ataquen el tumor.
¿Hay riesgos de que la manipulación de ellos puedan afectar otras zonas?

Una de las cosas que uno debe hacer es demostrar la especificidad, garantizar que no van a hacer daño a otras células normales. Es bueno que los virus que se están utilizando son perfectos porque la información genética está encapsulada dentro de unas proteínas.

Se han utilizado para que dentro de esa cápsula se metan fármacos.

Se están utilizando también para que lleven toxinas, el virus se multiplica, se aplica en el paciente e infecta lo que debe infectar, porque los virus son específicos. En ese sentido, otra estrategia usada en laboratorios, no en pacientes, en usar el genoma de los virus para modificar genes. Por ejemplo, se pueden meter dentro de un virus genéticos para que lleve un gen y corrija un daño genético en una célula.

¿Cuáles son algunos virus que se están aprovechando?

Hay un virus que se llama reolysin, es un virus aprobado por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos) que es de uso clínico para el cáncer de páncreas.

Otro es el adenovirus, al que le quitan proteínas, por lo que ya no causa el mal de antes. En China hay un virus modificado y el Gobierno lo autoriza en terapias convencionales.

¿Es el provechamiento de los virus una manera de demostrar la parte buena de algo malo?

Siempre he dicho que los virus no son malos y he sostenido que las epidemias no obedecen a ellos, sino a las causas que facilitan que los virus hagan epidemias, porque ninguna se explica solamente por la acción del virus, ni siquiera las bacterias, ni el ébola.

Si uno se pone a ver no es cierto que sean los virus los únicos responsables. Realmente lo son las condiciones nutricionales, de estrés y en las que vive la población, no los virus. Y pongo un ejemplo: la Yersinia pestis (bacteria) que causó la peste bubónica en la edad media y que mató a millones de personas no ha desaparecido del planeta, no ha cambiado, no se ha ido; está ahí y no hay epidemia, porque las condiciones de la Edad Media ya no están. Sin embargo, aparecen brotes cuando no hay condiciones necesarias y con los virus es idéntico.

Recientemente el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente alertó que hasta 323 millones de personas en África, Asia y Latinoamérica están en riesgo de contraer enfermedades debido a la contaminación del agua.

¿Considera que este debe ser un llamado a los países para que mejoren esas condiciones?

Sí, definitivamente, porque solamente un porcentaje muy reducido de la población genéticamente nace susceptible a padecer ese tipo de enfermedades, pero nunca se deben padecer masivamente, a no ser de que haya condiciones deplorables de desnutrición, higiene o salubridad por agua o alcantarillado.

Alguna vez me preguntaron sobre el ébola y dije: ‘no, eso es carreta, eso es un invento’.

Lo que sí he denunciado es que a los virus los están utilizando para hacer campañas políticas en contra de grupos poblacionales y campañas públicas de terror para la población, como lo hicieron en Colombia con el H1N1 cuando se inventaron que llegó un paciente de México a Zipaquirá y el ministro de Salud de ese entonces, (Diego) Palacios, quien ahora está en la cárcel, compró $34.500 millones en Tamiflú (medicamento antiviral) que tuvieron que botar al año siguiente. Eso, simplemente, porque han utilizado las epidemias y los virus para instaurar terror en la población y para el beneficio de las farmaceúticas.

Compartir: