Japón inicia temporada de caza de ballenas

Con una flota de cuatro barcos, Japón inauguró, este lunes, su usual temporada de caza de ballenas en el Pacífico Norte, pese a las constantes críticas que ha recibido por continuar esta polémica actividad.

TOMADA DE:elespectador.com


Con una flota de cuatro barcos, Japón inauguró, este lunes, su usual temporada de caza de ballenas en el Pacífico Norte, pese a las constantes críticas que ha recibido por continuar esta polémica actividad. Aunque las autoridades niponas insisten en que, en esta ocasión, se trata de una excursión con fines científicos, muchos de sus críticos aseguran que, detrás de ese argumento, buscan pescar comercialmente de manera encubierta, porque, luego de estudiar la carne de los especímenes capturados, esta es vendida.

En esta ocasión, según dijo la Agencia de Pesca japonesa, esperan capturar 51 ejemplares de ballena minke (rorcual aliblanco), para analizar posteriormente sus estómagos. El propósito, afirmaron, es contribuir a la gestión de recursos marítimos.

Sin embargo, esas razones siguen sin convencer a la comunidad internacional. En marzo de 2014, por ejemplo, la Corte Internacional de Justicia de La Haya dijo que un programa similar que Japón realizaba en la Antártida no era legal. De acuerdo con su sentencia, lo que hacía el país oriental no se ajustaba a lo que la Comisión Ballenera Internacional (CBI) definía como fines científicos.

“Estamos decepcionados, pero acataremos la decisión del Tribunal Internacional”, respondieron entonces las autoridades niponas que, incluso, ya habían aceptado la prohibición de esa práctica en 1982, cuando varios países acogieron la norma planteada por la CBI. Entre ellos estaban Japón y Estados Unidos.

Pero, como la sentencia de 2014 sólo hacía referencia a la caza en la Antártida, Japón decidió continuar su programa en el Pacífico Norte, aunque redujo el número de ejemplares capturados. En marzo de este año, cazaron 333 ejemplares, de los cuales 230 eran hembras. El 90 % estaba en estado de embarazo.

En su defensa, los asiáticos han dicho en varias ocasiones que también se trata de una tradición histórica que forma parte de su cultura. “Los japoneses están y deberían estar orgullosos de esto”, dijo hace unos meses la Agencia de Pesca nipona.

Compartir: