Habla Leonard Rentería, el rapero que agitó las redes por 'cantarle la tabla' a Uribe

“…Fue algo que fluyó, yo pienso que cuando tomé el micrófono, en mi cabeza rodaron miles de cosas que pude haber dicho, inclusive más profundas; aferrarme a los acuerdos. Y seguro que si preparo un discurso no hubiera salido igual”.

TOMADA DE:.elpais.com.co


Eso dice Leonard Rentería de la polémica intervención de 3:30 minutos que hizo frente al expresidente Álvaro Uribe el pasado sábado durante un conversatorio del Centro Democrático en la Casa de Encuentros Heriberto Correa Yepes, Bagno Regio, de Buenaventura, y que lo convirtió en noticia nacional.

Y Leonard dice que nada fue planeado porque ese día pensaba viajar a Cali. Su cita era con la universidad Antonio Nariño donde estudia psicología, pero se le presentó un problema y, además, se quedó dormido. Luego, a pesar de que defiende fervientemente el Sí de los acuerdos de paz, decidió ir a escuchar la pedagogía del No por invitación de unos amigos.

Lo que no imaginaba es que hoy esa intervención lo tuviera en boca de todo el mundo y que por eso le llovieran halagos e insultos en las redes sociales.

Este lunes todos lo reconocían en la calle y es el mismo que el Día Internacional de los Desaparecidos mostró su talento como rapero, en pleno bulevar del centro de Buenaventura, al cantar contra la violencia.

Leonard Rentería tiene 25 años y es, además, integrante de la Fundación Rostros Urbanos de Buenaventura. El País habló con él.
¿Por qué decide contrariar la posición del senador Álvaro Uribe en el conversatorio?

Yo pienso que la principal razón radica en que cualquier persona del país puede defender el No, inclusive los que defendemos el Sí; ese no es el motivo de la discusión. Yo puedo defender el Sí pero no puedo hacerlo motivando el odio para que voten por el No, esa es una opción poco profesional y además que no es válida.

Venir a un territorio afectado por la guerra a sembrar odio, no me parece que es la forma. Si ellos llegan con el acuerdo y van diciendo en cada punto por qué votar que No, uno entiende que están explicándole a la gente por qué votar que No; pero si llegan hablando sin los acuerdos y llegas a decir cosas que están por fuera de los acuerdos, entonces uno dice que hay un deseo perverso y era un deseo que yo veía.

Por ejemplo, cuando la senadora Susana Correa cuestiona que se pueda acceder a perdonar a los victimarios y ella se apunta con rencor a decir que no, que ella no, yo la entiendo porque ella ha sido afectada por el conflicto y sé que hay secuelas psicológicas que la pueden seguir afectando. Eso es válido. Pero lo que no es válido es que ella en medio de su rencor personal venga a suscitar en los bonaverenses un rencor colectivo porque eso no tiene sentido, porque ella debió desprenderse de su rencor, porque ahí venía era a convencer con argumentos de pobrecita, es que ella fue secuestrada.

Yo entonces hoy podía estar convenciendo en la calle diciendo que a mi familia la desplazaron y decir que voten por el Sí y así sin argumentos no es válido.

Ellos son seres muy valiosos, el doctor Uribe y la doctora Susana, son gente respetable que le sirve al país y que inclusive sus liderazgos son importantes para construir paz en un territorio como este.

¿Por qué usted y sus compañeros que apoyan el Sí terminan llegando a un conversatorio del No?

Eso es algo bastante cómico. Yo tenía que estar el sábado en la universidad y por cuestiones de seguridad por un lado y que no alcancé a levantarme temprano, decidí quedarme en la casa descansando después de una semana de trabajo.

Unos compañeros me animaron y me dijeron: “pues vamos, vamos a escuchar la otra opción”. Íbamos con la disposición de escuchar cómo ellos hacían la pedagogía para el No y nuestro objetivo central no era llegar a indisponer, ni siquiera pensábamos en participar.

Yo creo que surgió, llegamos al espacio y un representante a la cámara del Valle manifestó sus motivos del No y tuvimos una conversación allí, en la que él quería tener siempre la palabra; entonces comenzamos ahí a decirle: “¡Pero por favor no te has leído los acuerdos!”, entonces hubo esa conversación de entrada y luego se puso hasta el punto que la doctora Elvia Lucy (excandidata a la Alcaldía de Buenaventura por el Centro Democrático), a quien le debo mis respetos, por su liderazgo, llega y toma los micrófonos para decir: “¡Fuera, fuera!”, como para que la gente nos sacara. También con una mirada de rabia y de odio. Nosotros optamos por entenderla y le mandamos un abrazo.

Si ellos quieren la paz, no deberían tener tantas manifestaciones de odio como la tienen; dicen que van por el No pero que quieren la paz y no lo demuestran con sus acciones, querían sacarnos y no lo lograron. Había gente que fue a sentarse allí y que ni sabía de qué se trataba el evento, a algunos les habían dicho que era una reunión de juntas comunales, a algunas señoras que fueron les habían dado para los pasajes; la gente termina convencida que al menos debían repensar la cosa.

¿Ya tenía su intervención escrita, se trató de un discurso preparado?

Eso fue algo que fluyó, yo pienso que cuando tomé el micrófono, en mi cabeza rodaron miles de cosas que pude haber dicho, inclusive más profundas; aferrarme a los acuerdos. Y seguro que si preparo un discurso no hubiera salido igual. Dije lo que sentía, pues habían jóvenes que habían sido llevados ahí para infundirles odio y quise decirles que en un país como el nuestro las diferencias son válidas y que todos tenemos derecho a pensar diferente.

Le hago un llamado a un expresidente, a la congresista y al representante. Que vengan a proponer, a decir qué vamos a hacer por esta ciudad, un plan de incidencia.

¿Es cierto que el expresidente Uribe le respondió con mayores argumentos que los suyos?

El expresidente Uribe hizo sobre todo hincapié en justificar un poco su proceso de diálogos y desmovilización con los paramilitares. Él dijo que lo de ahora era una entrega del país a las Farc, que era entregarles el territorio a ellos, que era avanzar hacia el ‘Castrochavismo’. Esto lo recalcó mucho y manifestó que ellos tenían el deseo de la paz, pero que iban por el No porque estaban en desacuerdo con los acuerdos.

¿Qué ha pasado después de que su intervención se volvió viral?

En Facebook, anoche, un chico me escribió que yo era “un negro triple hp comunista” y yo le respondí lo que siempre les digo a todos: Bendiciones y que Dios un día le permita que conozca la paz.

Para la chica que dijo: “Ya sabemos quién es, hagamos respetar a Uribe”, no hay ningún rencor, no guardo rencores con los que me hacen daño. No soy quien para hacerlo, el rencor me haría ser un ser despreciable y no quiero ser así, tengo mucho para darle a Buenaventura y a mi familia y con odio no podría dar lo que puedo dar.

Además considero que hay mucho por hacer, yo creo que podemos todos, hay fuerzas positivas en todos los partidos. Esto no es un tema de partidos, ni tampoco de Santos, esto no es una firma por Santos o por Uribe. No nos vamos a meter en la pelea de ellos dos, aquí la pelea es que firmemos los acuerdos y que comencemos a tener la paz que nos merecemos, más bien la que nos arrebataron.

Compartir: