Comienza misión hacia el asteroide Bennu

Ilustración que muestra cómo Osiris-Rex extenderá su brazo al acercarse a Bennu para recoger el material, que guardará en una cápsula que será la que en 2023 retornará a la Tierra

TOMADA DE:elcolombiano.com/

 

El próximo jueves se abrirá la ventana para que una pequeña sonda emprenda un viaje de 7 años nunca antes intentado: llegar a un asteroide, Bennu, recoger muestras y traerlas.

La misión Osiris-Rex de la Nasa podría comenzar el 8 a las 6:05 de la tarde, pero si no puede tendrá 34 días de ventana para emprender la primera misión de su tipo, el comienzo de la minería espacial y en ese sentido se anticipará por pocos años a Deep Space Industries que prepara el robot Prospector 1.

Aunque recogerá material del cual está conformado el asteroide, la meta de la agencia espacial no es la minería. Es conocer un poco más la formación de planetas, el origen de la vida y entender mejor los asteroides que un día podrían golpear la Tierra.

De hecho, se considera que Bennu tiene una ligera probabilidad de impactar el planeta a fines del siglo 22.

“El lanzamiento de Osiris-Rex es el comienzo de un viaje de siete años para traer muestras prístinas de Bennu”, expresó Dante Lauretta, principal investigador de la misión en la Universidad de Arizona.

Es que este asteroide es cercano a la Tierra, pero la misión no tomará meses, sino siete años: alcanzará al asteroide en 2018 para comenzar a estudiarlo a distancia, siguiéndolo, en julio de 2020 tomará las muestras, en marzo de 2021 se abrirá la ventana para iniciar el regreso y en 2023 la cápsula con la muestra, si todo sale como está planeado, se posará sobre el desierto de Utah, Estados Unidos.

Escogencia

Pero entre miles de rocas cercanas, ¿por qué Bennu?

Puede haber más de 500.000 asteroides, 7.000 de ellos cercanos a la Tierra (con una órbita 1,3 veces la distancia Tierra-Sol). De esos, solo 192 siguen una órbita óptima para regresar una muestra y apenas 26 tienen más de 200 metros (es decir que no giran tan rápido para permitir la operación), de los cuales 12 tienen composición conocida y 5 parecen ser primitivos ricos en carbono, ideal para los propósitos de la misión. Del quinteto se escogió a Bennu.

Es un asteroide de unos 500 metros de diámetro (más alto que el Empire State) que completa un giro alrededor del Sol cada 436 días y que cada 6 años se acerca hasta unos 300.000 kilómetros de la Tierra.

Durante el tiempo que la nave siga al asteroide, lo estudiará con un altímetro láser de origen canadiense que permitirá crear mapas topográficos tridimensionales y mapas locales para determinar los sitios candidatos para tomar las muestras.

“Medirá la topografía y la forma del asteroide con un detalle sin precedentes en otras misiones a asteroides”, explicó Michael Daly, uno de los científicos de ese instrumento.

Una misión extensa, con una serie de maniobras muy complejas y varios años de expectativa. ¿Qué traerá? .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

INFORMECUENTA CON UN BRAZO ROBÓTICO

· Osiris-Rex portará una cápsula en la que se guardará la muestra y es la que retornará a la Tierra.

· Con un brazo robótico la nave tomará entre 60 gramos y 2 kilos del material superficial.

· El brazo tocará el asteroide solo 5 segundos en los que expulsará un chorro de nitrógeno para remover el suelo debajo y capturar el material que resulte.

· La nave pesa 2.110 kilos y partirá en un cohete Atlas V 411 desde Cabo Cañaveral.

Compartir: