Muncipios en alerta en Antioquia por las lluvias

El Dapard decretó la alerta amarilla en 25 municipios, tras las lluvias registradas en diferentes regiones del departamento, según el informe técnico publicado por la entidad en la red social twitter.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Este tipo de alerta se decreta por la probabilidad, aunque baja, de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables del Bajo Cauca, Magdalena Medio, Norte, Occidente, Oriente, Suroeste y Valle de Aburrá.

Al cierre de esta edición no había ninguna municipalidad en alerta roja.

Caudal de los ríos

Además, las autoridades llamaron la atención sobre la probabilidad de incrementos súbitos en los ríos del golfo de Urabá. Las lluvias pueden redundar en el aumento del caudal de los ríos Mulatos, León, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Zungo, Grande y Turbo, entre otros, señalan fuentes oficiales.

De igual forma, las autoridades indican que las precipitaciones registradas en el Departamento pueden incrementar los caudales de ríos de alta pendiente como El San José, Tenche, El Bagre, Nechí, Tarazá y Nare.

La probabilidad de incremento súbito del caudal también incluye la quebrada La Liboriana y el río San Juan, en el Suroeste de Antioquia.

Vendaval

Los habitantes de Caucasia sufrieron un nuevo evento, tras un nuevo desbordamiento del río Cauca y los caños El Silencio y San Miguel.

Harol Levy, funcionario de la Alcaldía, sostuvo que se registró un fuerte vendaval que afectó más de 10 barrios, un colegio y una parroquia.

Pese a las inundaciones, los daños materiales en los techos y en las viviendas, los lugareños continúan habitando sus casas.

De acuerdo con el funcionario se están coordinando las ayudas con el Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención, Recuperación de Desastres, Dapard.

Prevención

El municipio de San Luis forma parte de los 23 municipios, entre ellos cinco en el Oriente, en alerta amarilla.

Hectalibar Toro, secretario de Planeación de San Luis, sostuvo que en el municipio se registran con frecuencia los vendavales. “Los periodos de lluvia vienen muy asociados a la ocurrencia de vientos fuertes y violentos. La población se ve afectada por el gran porcentaje de techos en zinc y fibrocemento”. El funcionario señaló que están atentos, además, a los deslizamientos que son constantes por la topografía de la zona.

Las reuniones con la comunidad son espacios aprovechados por las autoridades para sensibilizar a los habitantes sobre el cuidado de las fuentes de agua, la no deforestación e intervención de las cabeceras de las quebradas. Recordó que es clave estar atento a los cambios en los caudales de los ríos, modificaciones en su color y si las aguas están acompañadas de hojarasca.

Compartir: