El estudiante de derecho que traficaba químicos para procesar cocaína

Lo capturaron con nueve personas más. Él era el principal responsable de introducir químicos a las plantaciones de coca.

Caracol Radio.
27 años, estudiante de derecho de una Universidad de Antioquia, traficante de químicos para procesar clorhidrato y cocaína en las selvas colombianas. Así describe la Policía Antinarcóticos a un joven que fue capturado junto con nueve personas más dedicadas al desvío de químicos que entraban legalmente al país, pero que ellos introducían a cultivos de coca en Urabá y Magdalena Medio.

TOMADO DE: caracol.com.co
La investigación- según contó el coronel Ricardo Alarcón, subdirector de la Policía Antinarcóticos- empezó cuando la Policía realizó 15 incautaciones de insumos sólidos y líquidos en el último año. Y ahí empezó a aparecer este joven de 27 años, que después de varios seguimientos e interceptaciones, terminó cayendo en poder de las autoridades.

 

Policía Nacional

Camilo, aparte de estudiar derecho, decía que se movía en escenarios judiciales, pero no era cierto. Era la estrategia de despistar, burlar el control de las autoridades y ocultar su negocio criminal.

Este joven de 27 años ya había pertenecido a otra banda dedicada a desviar químicos que terminó desvertebrada por la Policía en 2011. En esa oportunidad se burló de la justicia y huyó con los contactos y las fórmulas que le permitieron consolidar su propia organización de distribución de químicos.

El general José Ángel Mendoza, director de la Policía Antinarcóticos, tiene claro que si el permanganato de potasio- el principal químico para procesar droga- no llegara a las selvas colombianas, la mata de coca no podría convertirse en clorhidrato. Y menos en cocaína.

Las pruebas recopiladas han permitido establecer que los químicos se almacenaban en sacos y salían en camiones hacia complejos narcotraficantes en Urabá y el Magdalena Medio.

Caracol Radio conoció que hasta hace cinco años los químicos los traían desde China y la India. Hoy los producen en Colombia.

Los otros capturados son los dueños de las empresas ficticias que servían de soporte para desviar los químicos utilizados en la elaboración del permanganato de potasio, y los encargados de comercializar el producto entre organizaciones criminales.

Compartir: